Virgin Hyperloop pasa la prueba tras ser probado con pasajeros

Alexis Ibarra O.

Virgin Hyperloop anunció ayer la primera prueba con pasajeros de su futurista sistema de transporte que emplea cápsulas que viajan en un tubo sellado a gran velocidad.

Las pruebas se realizaron este domingo en el desierto de Nevada, cerca de Las Vegas. A bordo de este «tren» viajaron dos pasajeros: Josh Giegel, cofundador de Virgin Hyperloop y Sara Luchian, directora de Experiencia de Pasajeros de la compañía. Juntos recorrieron una pista de prueba de 500 metros en 15 segundos, alcanzando una velocidad de 172 km/h.

«No puedo decirles cuántas veces me han preguntado si el Hyperloop es seguro. Gracias a esta prueba con pasajeros, hemos respondido con éxito a esa pregunta», dijo Jay Walder, director ejecutivo de Virgin Hyperloop, en un comunicado.

El concepto de Hyperloop no es exclusivo de Virgin. De hecho hay cuatro empresas realizando desarrollos bajo el mismo concepto, entre ellas la estadounidense Hyperloop Transportation Technologies y la canadiense TransPod.

La idea inicial parte de Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX, quien en 2012 concibió un «quinto medio de transporte» y lo llamó Hyperloop. Su concepto era una cápsula que viajaba flotando en un colchón de aire por el interior de un tubo.

Virgin Hyperloop, en cambio, usa maglev (levitación electromagnética) para desplazar la cápsula en tubos de baja presión. Al tener menor resistencia al aire alcanzaría velocidades que van entre los 1.000 km/h y los 1.200 km/h, ideal para unir ciudades.

Un viaje entre Nueva York y Washington tomaría solo 30 minutos: dos veces más rápido que un vuelo de avión y cuatro veces más rápido que un tren de alta velocidad.

«Claramente este medio de transporte está pensado para conexiones interciudades y no para transportar personas dentro de una ciudad, ya que en ella los tramos son cortos y hay diversidad de destinos», dice el experto en transporte Franco Basso, académico de la UCV.

En Chile, dice el especialista, podría usarse en el tramo de Santiago a Valparaíso o de la capital a Concepción. «Reemplaza al bus, al tren o al avión. Por ejemplo, Europa se presta mucho para su uso, ya que podría conectar a capitales de distintos países».

Virgin Hyperloop es propiedad del multimillonario británico Richard Branson. Su objetivo es poner en servicio su tren a mediados de esta década con cápsulas que transporten entre 25 y 30 personas

Post Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *