Usuarios franceses y españoles pueden saber si un producto es reparable

Alexis Ibarra O. en El Mercurio

Un “Índice de Reparabilidad”, que ayer se anunció en España, busca que los consumidores tengan más información sobre lo fácil o dificultoso que es reparar un dispositivo en caso que falle o una pieza se desgaste.

El índice —similar al implementado en Francia a principio de año— tiene una escala del 0 al 10 (mientras más alto, más reparable es el producto) y se determina a partir de cinco criterios, entre ellos la disponibilidad de repuestos, la relación entre el precio de la pieza y el costo del aparato. También se toma en cuenta la documentación que se tenga sobre la facilidad para desarmar el producto y ser reparado.

En Francia aplica para notebooks, lavadoras, teléfonos, televisores y cortadoras de pasto. España no ha especificado qué dispositivos lo tendrán.

La iniciativa recoge las recomendaciones de la Unión Europea tras aprobar el año pasado el llamado “Derecho a Reparar”, con el cual se pretende controlar el fenómeno conocido como “obsolescencia programada”, es decir, cuando el fabricante deliberadamente diseña el producto para que tenga una fecha de caducidad.

El caso más ilustrativo —dice el ingeniero Hugo Durney, académico de la U. Tecnológica Metropolitana— es lo que pasa con las baterías. “Los fabricantes diseñan aparatos con baterías integradas donde el usuario no tiene la posibilidad de removerlas. Este es un elemento cuyo desgaste es previsible a causa de uso normal. Impedir su remoción lleva a que los usuarios, muchas veces, den de baja sus equipos para comprarse uno nuevo, en circunstancias que solo podrían reemplazar esa pieza”.

Y añade que una medida como esta en Chile sería tan importante como la actual etiqueta de eficiencia energética.

Desde Huawei ven con buenos ojos esta iniciativa. “La reparabilidad de productos implica una mayor vida útil de los mismos y un impacto positivo en la economía circular que como sociedad y compañía se deben impulsar”, dicen. Su política es tener repuestos garantizados por dos años y recibir equipos antiguos como parte de pago.

Bernardita Orellana, gerente de Comunicaciones de Samsung, dice que la compañía implementó la iniciativa Galaxy Upcycling at Home que alarga la vida útil de los productos. Así, un aparato antiguo de la línea Galaxy puede ser reutilizado con otro propósito: ser monitor de una guagua, pantalla o cámara de vigilancia, entre otros usos. La empresa provee el software de forma gratuita.

“Iniciativas como la europea beneficiarán a los consumidores de todo el mundo porque promoverán que se fabriquen productos más durables y de mejor calidad, y con ello, generarán un impacto ambiental positivo”, dice Lucas del Villar, director nacional del Sernac, quien agrega que espera que el estándar impulsado por la Unión Europea incentive a las empresas a mejorar sus productos y entender el rol social que cumplen respecto al cuidado medioambiental y la protección al consumidor.

Una ley nacional

Desde la Subsecretaría de Telecomunicaciones dicen que la iniciativa es positiva ya que aporta información técnica al usuario para que tome una mejor decisión. Y aclaran que en Chile recién se está discutiendo un proyecto de ley con respecto a la obsolescencia programada, un tema que estudiarán en la cartera en el corto plazo.

El proyecto al que hacen referencia es uno presentado por el diputado José Miguel Castro y un grupo de parlamentarios en 2018 y que modifica la Ley del Consumidor para reglamentar la obsolescencia programada y sancionar a quien comercialice, distribuya o importe productos “que cuenten con una programación, de fábrica o mediante actualizaciones posteriores, que reduzcan arbitrariamente su durabilidad o su funcionalidad, por medio de la ralentización o el término anticipado de su vida útil”.

La diputada Jenny Álvarez, una de las que presentó el texto, dice que este pasó para su revisión a la Comisión de Economía y actualmente está siendo analizado por la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara. “Esperamos prontamente pueda estar en la sala para ser votado, ya que es un tema que lleva mucho tiempo sin ser analizado y que es de suma importancia tanto para el medio ambiente como para los consumidores”, dice.1 / 1

Post Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *