La tecnología ayuda a los padres con dispositivos que ven, escuchan y hasta mecen a las guaguas

Alexis Ibarra O. publicado en El Mercurio

Monitor de bebé de soy Momo
Monitor de bebé de soy Momo

«Los dispositivos para monitorear a las guaguas han tenido una evolución tremenda en los últimos 10 años. Hace una década lo que tenías eran monitores de audio en que podías escuchar al bebé llorar, los más avanzados permitían hablar. Había pocas soluciones de video y se parecían más a un circuito cerrado de seguridad. Casi nada se conectaba a internet y había que construirse sus propias soluciones con configuraciones que eran para usuarios avanzados. Ahora, en cambio, todo es súper sencillo: enchufar y ocupar», dice Andrés Contreras (47), quien tiene dos hijos, Mateo y Eva, que tienen 10 años de diferencia entre ellos.

En esa década, Contreras ha sido testigo de la evolución de esta tecnología. «Ahora todo está conectado a internet, tienes aplicaciones en el celular en que no solo puedo ver a mi hija, sino hablarle. Las cámaras son de muy buena resolución, incluso con visión nocturna. Hay unas que siguen a la guagua, ya que hacen zoom y paneo automático. Y como varias se conectan a internet, puedes enseñarles a los abuelitos cómo meterse a una app para que ellos pueden verlos desde otras ciudades, hablarles, incluso cuidarlos en línea», comenta.

En Chile hay una gran variedad de dispositivos de este tipo y se les conoce genéricamente como «monitores de bebé». Aún se venden aquellos que son solo de audio y en la que los padres pueden monitorear desde otra pieza si su hijo llora. Sin embargo, los que han alcanzado mayor popularidad son los que incorporan video.

En el país se pueden encontrar dispositivos de las marcas Philips Avent, Motorola, Infanti y Vtech, entre las más conocidas. Los monitores de audio parten en precios que van desde los $30 mil, mientras que los con video desde los $50 mil.

Entre ellos destaca el Baby Monitor Pro ($150 mil), cuya particularidad es que fue diseñado en Chile por la empresa SoyMomo, especializada en aparatos para niños. «Consta de una cámara y un monitor de 5 pulgadas con la mejor resolución del mercado, esto permite que puedas ver a tu bebé con toda nitidez. La cámara se mueve en su eje hasta 350°, lo que posibilita seguir a un niño si se mueve en la cuna», dice Aníbal Madrid, CEO de SoyMomo.

Los dos aparatos (cámara y monitor) arman su propia red wifi para comunicarse, pero no transmiten por internet hacia una «nube». «Decidimos que sea así por razones de seguridad», dice Madrid. Esta semana su compañía lanzó una versión Lite de su kit, con un monitor con una resolución menor y cuya cámara permanece fija. Cuesta $80 mil.

Los aparatos que sí se conectan a la red tienen la capacidad de poder monitorear a la guagua más allá de los límites del hogar. Estos usan aplicaciones en el celular a las cuales se entra con contraseña. A distancia, no solo se puede ver el video del menor, sino que hay algunas que permiten hablarle o hacer un movimiento personalizado de la cámara.

Con un celular viejo

Un teléfono que se dio de baja pero que aún funcione puede ser utilizado como un monitor de niños. «Si nos fijamos solo en las funciones básicas de un monitor, necesitamos una cámara y un micrófono, y esos elementos hoy están integrados en cualquier smartphone . Por lo tanto, lo que se necesita es una aplicación para que funcione como un monitor y no solamente como una videocámara», dice Marcelo Fuster, gerente de Smartphones en Samsung Chile, empresa que con su programa Upcycling Galaxy provee del «paso a paso» para transformar teléfonos antiguos en dispositivos inteligentes para el hogar.

En el esquema propuesto, un equipo hace de cámara y micrófono, y el dispositivo que usan habitualmente los padres funciona como el monitor que puede recibir imágenes, sonidos y notificaciones.

Tanto para iOS como Android hay varias aplicaciones de este tipo que permiten no solo monitorear en vivo a la guagua, sino que también configurar un detector de movimiento que alerte cuando el menor se comienza a desplazar. Incluso algunos permiten ponerle música a distancia.

Entre estas apps destacan Dormi, Cloud Baby Monitor, Baby Monitor 3G, BaBy Cam, y esta última permite activar a distancia el flash del celular que está cerca del niño.

Canciones de cuna

La cuna inteligente de Cradlewise

Este año, en la feria CES de Las Vegas se presentaron varios productos pensados en padres de lactantes. La cuna Cradlewise fue una de las más destacadas y ganó un premio como uno de los dispositivos más innovadores.

Se trata de una cuna inteligente que detecta cuando la guagua comienza a despertarse y se mece sola, emulando el movimiento que hacen los padres. Tiene un monitor incorporado que detecta los movimientos del niño y que les avisa a los padres cuando no logró volver a dormirse. Además, puede activar canciones de cuna elegida por los papás.

Otro dispositivo inteligente es el Liip Smart Monitor, una pulsera inteligente que se adosa al tobillo del niño y que envía a una app en el teléfono de los padres datos sobre el confort térmico de la guagua, su pulso y consumo de oxígeno. La app lleva un registro histórico del niño y alerta cuando hay alteraciones del pulso y la temperatura.

Post Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *