Lanzamiento de los nuevos iPhone se realiza hoy en el parque que diseñó Steve Jobs

martes, 12 de septiembre de 2017

Alexis Ibarra O.
El Mercurio

“Let”s meet at our place” (Juntémonos en nuestra casa) es la frase que corona la invitación que Apple envió a los medios para su evento de hoy (14:00 en Chile), en el que se espera presente tres nuevos teléfonos inteligentes, uno de ellos el nuevo iPhone X.

Para la empresa de la manzana será una ocasión especial: por primera vez realizará un evento en el Teatro Steve Jobs, emplazado en el revolucionario Apple Park, en Cupertino, California.

Hasta el año pasado, los grandes lanzamientos de productos de la compañía se realizaron en el auditorio Bill Graham (San Francisco), con capacidad para ocho mil asistentes.

La nueva casa es el último gran proyecto de Jobs, que él mismo presentó ante el consejo municipal de Cupertino tres meses antes de morir. “Tenemos la oportunidad de construir las mejores oficinas del mundo. Los estudiantes de arquitectura vendrán a vernos aquí”, les dijo en esa oportunidad a los asistentes sobre el campus.

“No surprises”

El nuevo teatro se ubica en la parte más alta del Apple Park y consta de dos partes. La primera, un vestíbulo circular en la superficie, rodeado de grandes vidrios curvos que permiten una vista panorámica del lugar. Sobre ellos se instaló un techo metálico de 80 toneladas fabricado de fibra de carbono y que fue construido en Dubai. Está compuesto por 40 piezas radiales idénticas ensambladas de tal forma que el techo se instaló como una sola gran pieza.

Los asistentes bajan por una escalera circular o en uno de los modernos ascensores que rotan en su eje para que los pasajeros desciendan por la misma puerta por la que entraron.

Ya en el subterráneo, los asistentes ingresan inmediatamente al auditorio. Imágenes filtradas en internet muestran sus finas terminaciones de madera que, junto a las butacas de cuero, lo hacen un lugar más íntimo y cálido, que contrasta con el ambiente tech de las presentaciones.

Cuando hoy Tim Cook concluya su presentación, una pared se deslizará tras los espectadores para que ingresen a la zona de demostraciones. Allí podrán probar los tres iPhone que se espera sean lanzados, como también una nueva versión de Apple Watch y un remozado Apple TV.

“En la presentación de Apple, RadioHead tocará “No surprises””, ironizó un usuario en Twitter ante la oleada de filtraciones que llevan meses y se han incrementado en los últimos días.

La más reciente habla del lanzamiento de un nuevo teléfono llamado iPhone X, en conmemoración de los 10 años del icónico dispositivo.

En semanas pasadas se creía que el gran lanzamiento sería el iPhone 8, pero los rumores actuales apuntan a que tanto el iPhone 8 como el iPhone 8 Plus (de mayor tamaño) serán actualizaciones del iPhone 7, con mejoras en su rendimiento.

En cambio, el nuevo iPhone X sería el equipo más revolucionario y también el más caro. Se cree que su precio rondará los US$ 1.000. Será disruptivo en varios aspectos, ya que, por ejemplo, por primera vez Apple usaría una pantalla OLED (diodos orgánicos emisores de luz) con una resolución de 1.125 x 2.436 pixeles. La parte trasera del equipo no será de metal como en otras ocasiones, sino de un vidrio reforzado. Esto permitirá que la batería se cargue en forma inalámbrica usando la tecnología de inducción electromagnética que ya usan varios teléfonos de otras compañías.

El otro gran avance es una cámara frontal 3D que permitiría escanear el rostro de una persona (con volumen), lo que supone una mejora en la seguridad para la identificación con parámetros biométricos, tecnología llamada Face ID.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *